Tres Imágenes de la sagrada familia
Síntomas


Síntomas de la R.P.

Teniendo en cuenta que la evolución es variable y que no es igual para todos los afectados, los síntomas más frecuentes son:

  • Ceguera Nocturna:
  • Se denomina así a los problemas de adaptación a la oscuridad y a los lugares con poca iluminación. Puede aparecer a cualquier edad siendo lo más frecuente en la niñez o en la adolescencia. En ésta etapa el afectado no es todavía consciente de su enfermedad dado que la limitación provoca únicamente una sensación de torpeza.

  • Pérdida de Campo visual:
  • En éste estadio se agudiza la carencia de visión lateral o periférica, oscilando entre los 30 y 50 grados, resultando una visión denominada “cañón de escopeta” que puede ir acompañada también de una disminución de la agudeza visual.

  • Deslumbramientos:
  • Con luz solar muy intensa, lugares excesivamente iluminados, destellos luminosos, etc., producen molestias en la visión.

  • Cataratas:

    Con frecuencia la R.P. puede causar la aparición de catarata subcapsular posterior.

Volver